Your browser (Internet Explorer 7 or lower) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.

X

Navigate

Dios

¿Quién es realmente el Diablo?

Si Dios fue el creador de todo, entonces creó al Diablo... Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Formaría parte de Dios el mal, además del bien?...
Según las religiones antiguas como el cristianismo, el Diablo es un ser sobrenatural maligno, y tentador de los hombres. En el Nuevo Testamento cristiano se identifica a este ser con el Satán hebreo del Libro de Job (1:6-8) en la Biblia, con el Diablo del Evangelio de Mateo (4:8-10), con la serpiente del Génesis (3:1-5) y con el gran dragón del Apocalipsis (12:9), todos como un solo personaje.
Algunas corrientes de brujería moderna consideran que la figura del Diablo se ha tomado de la figura del dios pagano de los brujos, asimilada a Satán en los primeros siglos del cristianismo. Pero son rigurosos al establecer que no existe ninguna relación fuera de la etimológica entre su Diablo también llamado Divell y el Diablo cristiano. Gerald Gardner, el fundador de la Wicca, hace mención de este Divell convertido en Diablo en su libro Witchcraft today (1951), como una forma mitológica del antiguo dios europeo de la Naturaleza. Desde el punto de vista del Satanismo laveyano no es una deidad, sino una representación de los instintos carnales.
Quienes creen en una Presencia o una Conciencia Universal, el bien y el mal estarían presentes en la misma entidad. En todo el Universo coexistirían los polos negativo y positivo. El bien y el mal, la oscuridad y la luz, convivirían en el Cosmos, en Dios, en una única conciencia universal y en cada ser.

Fornicación y Religion

La fornicación significa "tener relaciones sexuales con una prostituta", deriva de Fornix, zona abovedada donde habitualmente se apostaban las prostitutas romanas o Burdel. Es un término usado en referencia a la relación sexual fuera del ámbito matrimonial. Es decir, aquella relación sexual que se dé entre dos personas que no están unidas por este vínculo conyugal.
En ciertos ámbitos, y por su sentido originario lo que se hace bajo el fornix, se conoce como fornicación a la relación sexual a cambio de dinero. A los que actúan de este modo, se los ha denominado como "fornicarios". Sin embargo, la fornicación es un concepto esencial y relevante en el contexto de la condena religiosa de toda relación sexual que no suceda dentro del matrimonio convenientemente sacramentado. No está limitada a la prostitución, ni únicamente a la penetración, sino que también incluye el sexo oral, el sexo anal y otras formas que el hombre o la mujer emprendan para la satisfacción de sus deseos sexuales, el comercio u otro fin distinto del considerado legítimo en el marco de esa clase de norma moral. Se podría hacer la siguiente precisión: Una persona casada que tiene relaciones fuera del matrimonio, fornica y adultera. Una persona soltera que tiene relaciones con otra, fornica, pero no adultera.

El misterio del Arca de la Alianza

Según la tradición judía y cristiana, el arca de la Alianza era un cofre sagrado ubicado en el Lugar Santísimo (en hebreo, Kodesh ha-Kodashím) del Tabernáculo, que más tarde se colocó en el Templo construido por Salomón. Se hizo por mandato de Yahveh y según su diseño.
Acorde como narra el Libro del Éxodo de la Biblia, dicho cofre contenía las Tablas de la Ley: Tablas de piedra en las cuales figuraban inscritos los Diez Mandamientos de Moisés.
Los autores de la Biblia emplearon más de veinte expresiones diferentes para referirse al arca, siendo las más comunes: “El arca de la Alianza” y “el arca del testimonio”, expresiones que no son privativas de ningún escritor en particular y que se usan indistintamente. Asimismo es conocida como arca del Convenio, arca del Pacto o arca de Yahveh. Vladimir Gessen y María Mercedes Gessen en su libro ¿Quien es Dios? señalan sobre el Arca de la Alianza: "Asimismo, otro aparte extraño de La Biblia es el que se menciona en el Libro de Éxodo (Capítulo 25) donde se explica detalladamente cómo construir un artefacto de comunicaciones, “El Arca de la Alianza”, donde “Dios” le dice a Moisés 'Te comunicaré todo lo que haya de ordenarte para los israelitas'. Por cierto, este aparato es impresionante porque además de que un 'Dios' habla a distancia por este receptor, es a su vez muy peligroso o aparentemente transmitía radiaciones mortales… En el Libro de Samuel (1era de Samuel 5:9-12) refiriéndose al Arca de la Alianza dice: “Entonces enviaron el Arca de Dios a Ecrón. Pero apenas el Arca llegó a Ecrón, los ecronitas gritaron: Han trasladado aquí el Arca del Dios de Israel, para hacerme morir a mí y a mi pueblo (…) Devuelvan el Arca del Dios de Israel; que regrese al lugar donde estaba, y no me haga morir a mí y a mi pueblo. Porque reinaba un pánico mortal en toda la ciudad (…) A los que no morían les brotaban tumores, y el clamor de la ciudad subía hasta el cielo”… Tenemos que preguntarnos: ¿Usaba el Arca de la Alianza energía nuclear? o ¿Era emisora de ondas de microondas? Ambas tecnologías capaces de crear tumores

.

Pacifismo

Existen religiones que practican la violencia y otras pregonan la paz. Del cristianismo, aunque en principio fue una religión pacifista inspirada en el amor predicado por Jesús de Nazareth, fue perseguida. Pero luego que fue tomada por el Imperio romano en el siglo IV se convirtió en una iglesia diferente. Algunos autores señalan que desde entonces se convirtió en el símbolo de la violencia. Entre las religiones no pacifistas violentas, se indican el Islam y el Cristianismo. El Islam por su “yihad” o guerra santa y el Cristianismo por las violentas Cruzadas, los crímenes de la Santa Inquisición y las guerras que provocó.
El pacifismo, según la RAE, es el conjunto de doctrinas encaminadas a mantener la paz entre las naciones. Se opone a la guerra y a otras formas de violencia a través de un movimiento político, religioso, o como una ideología específica. Algunos de los medios de los que se vale el pacifismo en la búsqueda de sus fines son: La no violencia activa, la diplomacia, la desobediencia civil, el boicot, la objeción de conciencia, las campañas de divulgación y la educación por la paz.

Adoración del fuego

Por adoración del fuego se entiende la acción de rendirle culto a este elemento, considerándolo sagrado en sí mismo o bien, representante de alguna divinidad. La veneración al fuego fue el rasgo característico de casi todos los pueblos de la Antigüedad junto con el culto al Sol, de quien no puede fácilmente disociarse, ya que los dioses solares a veces también lo eran del fuego. En la mayoría de las culturas se registran rituales, leyendas, pinturas, toda clase de escritos y representaciones artísticas para su detección. La simbología del fuego, en cambio, describe los diversos significados e interpretaciones atribuidos en las religiones, en las diversas culturas y en los rituales. En el esoterismo, en la alquimia y en la astrología se le es concedida una gran importancia para el ser humano.

Capítulo 2: El concepto de Dios

La mayoría de las religiones monoteístas asocian el concepto de Dios a la creación. De esta forma, es común leer que Dios creó al Universo y “a los cielos y a la Tierra”. En pocas palabras, Dios creó la vida. Así, Dios sería sinónimo de “El Creador”. En las religiones politeístas existen deidades diferentes. Varios Dioses se habrían encargado de la creación...

Capítulo 3: Del homo sapiens al “homo cosmos”... ¿Nos acercamos al Dios Universal?

Hace más de 1 millón de años apareció, en lo que hoy es el Continente Africano, el ser humano. Hace 60 mil años se desplegó hacia Europa, Asia y Australia. Durante miles de años no superamos apenas los 10 millones de habitantes en la Tierra. Luego, fuimos creciendo poco a poco, como cualquier especie del reino animal hasta hace alrededor de 300 años...

Para el año 1700 de la era cristiana existían 600 millones de humanos en todo el planeta. En la actualidad, superamos con creces los ¡7 mil millones de habitantes!, a diferencia de las otras especies con vida en la Tierra. ¿Qué hizo esto posible?... ¿Cómo pudimos traspasar los límites naturales del control del crecimiento poblacional? ¿Qué nos hizo diferentes a las otras especies vivientes?...

Capítulo 4 : ¿Los Libros Sagrados… son escritos de Dios?

Siempre estamos en contacto con Dios, recordemos a los aborígenes amazónicos que encontró el Padre Pedro cuando vieron un motor y creyeron que era un ser viviente, o a Ezequiel y su contacto con seres diferentes a los cuales confundió con dioses. Esto no hubiese ocurrido si el ser humano no tuviera un inconsciente colectivo o una conciencia humana individual y colectiva que le indicara que existe algo inmanente, supremo. O el ser humano no invocaría a Dios ante un peligro extremo...

Capítulo 5: Existe toda la vida en el Cosmos

La inmensidad del Universo nos indica la posibilidad infinita de otras vidas en el Cosmos

La humanidad ha debatido si existe vida extraterrestre desde sus orígenes. Su existencia para algunos credos religiosos no es aceptable porque pondría en duda las supuestas verdades de sus libros sagrados, sus preceptos, leyes y conceptos. Sin embargo, para la comunidad científica pareciera obvio que sí existe vida fuera de la Tierra.

Capítulo 6: Presencia universal, ser o estar

¿Dios es o está presente en todas las partes?

Todos nos preguntamos cómo puede Dios estar en todas partes a la vez… En las religiones antiguas o milenarias como el judaísmo o el cristianismo, y otros credos y doctrinas monoteístas, uno de sus principales basamentos es la creencia de la omnipresencia del Creador. Es decir, Dios está en todas partes. Está presente siempre en todos los tiempos.
Un sinnúmero de pasajes bíblicos y de otros libros sagrados dan cuenta de ello. No hay molécula o átomo en que Dios no esté, ni nebulosa, Vía Láctea o galaxia tan inmensa que Dios no la alcance y more.
Este es el primer concepto de una Presencia Universal. La diferencia que tenemos con estos dogmas y doctrinas antiguos es que emplean el verbo estar en lugar del verbo ser.

Capítulo 7: ¿Ver, tocar, o sentir para creer?

Alternate text

En el año 2005 el médico Dean Hamer, Director de Estructura Genética en el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, expone en el libro “El Gen de Dios”, la hipótesis sobre la existencia de un gen de Dios, donde propone que un gen específico el VMAT2, prepara y dispone a los individuos para tener experiencias que él define como místicas o espirituales.

Capítulo 8: El ser humano ante la inmensidad

Una manera de encontrarse con Dios en el siglo 21

¿Es la Tierra un ser viviente con propia conciencia? Si Dios está en todas partes, ¿Somos todos los seres parte de Él? ¿Podemos establecer contacto con la Divina Providencia o Dios?

Desde el principio de la vida, el ser humano ha sentido la inmanencia de una Presencia a la que llamó de distintas formas, pero el nombre más extendido es el de Dios. Su Presencia en distintas culturas desarrolló creencias y religiones.

Pages

Comentarios


Subscribe to Dios